Opinión Legal

Opinión Legal

Lic. Oscar Díaz

Suscribete al Boletín

La hipocresía del chantaje

06 Julio 2016

Por: Oscar Díaz

OPINION LEGAL
firma@dgabogados.mx

Todo el mundo tiene derecho a desarrollar un plan que lo lleve a conquistar sus objetivos, pero no se vale llevarse al pueblo entre las patas en el diseño original.

Los intereses que hoy muestra la CNTE poco tienen que ver con la reforma educativa y mucho con intereses de carácter político, económico y electoral. Lo que estamos viendo en pantallas y reportajes no es otra cosa que la mala actuación de un guion diseñado para operar, no para trabajar.

Los inconformes de la Coordinadora Nacional no están buscando puntos de acuerdo sobre cuestiones sensatas y de provecho para la superación magisterial, en ningún momento han pretendido exponer opiniones constructivas de su parte, sus objetivos son polarizar, romper, chocar, dividir a la sociedad, robar cámara a nivel nacional e internacional y por supuesto confrontar al gobierno; se busca exhibir sus posibles debilidades. Si mantienen la iniciativa de la protesta controlan el curso de las consecuencias, al menos hasta cierto punto. Como en el box pelean con ambas manos, con la izquierda marcan la distancia y fingen un genuino y hasta exigente llamado al dialogo y con la derecha mantienen bloqueos, plantones, desmanes y marchas al mismo tiempo que lo anterior.

Su bandera de inconformidad y su lucha en contra de la reforma educativa alineada ahora con los intereses de AMLO ha resultado el pretexto perfecto para seguir saboteando a un gobierno ya de por si disminuido en la opinión popular. Claramente se busca seguir desestabilizando y continuar transmitiendo esa sensación de ingobernabilidad de aquí hasta el 2018.

Hace unos días Osorio Chongo advirtió públicamente a la Coordinadora respecto a la escasez de la paciencia gubernamental, sin embargo creo que esa advertencia desatendida solo sirvió para reflejar una debilidad institucional que además fue bien leída y aprovechada por AMLO, quien la vive cosechando a diario, aplicando en su favor esa máxima de voz popular que dice: a rio revuelto ganancia de pescadores.

Las advertencias iníciales contra un enemigo en muchas ocasiones son buenas, inteligentes, estratégicas e incluso necesarias, y a veces logran grandes resultados, pero siempre tendrán un límite prudente y cuando éste se ha visto rebasado es necesario dejar de advertir y comenzar a actuar.

¿Acaso la medida está tomada al gobierno federal?

La Coordinadora exige cosas que no están en el radio de actuación del gobierno federal y que por lo tanto no son susceptibles de negociar, quiere echar abajo la reforma educativa. Además de que eso resulta indeseable, en un hipotético caso solo podría suceder a través del Congreso Federal, cosa que ya sabe la CNTE pero que prefiere ignorar para así poder dirigir su reclamo contra la figura presidencial y acosar a Peña hasta verlo sangrar.

Algo similar sucedió cuando grupos disidentes con sus propios intereses políticos se montaron en el caso Ayotzinapa para exigir eternamente la aparición de los 43 normalistas, “vivos se los llevaron y vivos los queremos”, era la consigna, aprovechándose de la esperanza paternal de volver a ver a los hijos perdidos para extender la vida útil de un reclamo que bajo cualquier paradigma común ya no tendría ningún sentido gritar.

México se emborracho de poder tras el uso de la fuerza pública en la matanza del 68´ y la cruda le ha durado muchos años, de ahí desarrollamos una fobia por el uso de la fuerza pública, y la abstención de hacerlo no es otra cosa que la fotografía de un gobierno que está consciente de sus incapacidades e inseguro de su actuar. Siempre es importante platicar, tarea nada fácil para el gobierno en este caso en que lo sientan a una mesa solo para golpearlo públicamente, pero tan importante es el dialogo como la fuerza, porque en ocasiones llega un momento en que la omisión de autoridad y la permisibilidad afecta sistemáticamente  derechos fundamentales de terceros, y ante ese escenario mantener una inactividad y una postura débil es también una gran irresponsabilidad con un pueblo que solo aguanta y absorbe mientras ve que a los responsables nada les pasa y nadie los combate.

Entiendo que todo gobierno incluso necesita en ocasiones primero legitimar el uso de la fuerza pública antes de echarla a andar, y que a eso también en ocasiones obedece el esperar, pero es importante no perder la capacidad para leer el tiempo preciso de actuar, un error de cálculo puede representar millones de pesos en pérdidas materiales e incluso vidas.

No se trata de hacerle el juego al gobierno, pero tampoco se trata de reclamar un derecho pisoteando veinte más. A otro perro con ese hueso.

El de la CNTE es un chantaje hipócrita, tan hipócrita como Andrés Manuel al impulsarlo. Nunca antes estuvo más claro que la “honestidad valiente” y los golpes de pecho de este falso mesías son una burda estrategia de percepción e imagen personal para alcanzar su objetivo fundamental, el problema es que ahora su estrategia se le puede voltear, ya que implica extorsionar al gobierno poniendo un revolver en la cabeza de los niños mexicanos mientras pide un rescate imposible de pagar. Tal vez el avión de Peña no lo tenga ni Obama, pero sin duda la osadía y la hipocresía de AMLO no la tiene ni Peña.

El autor es abogado litigante y analista político, titular de la Firma Legal DIAZ GOMEZ ABOGADOS, egresado de la UABC, con Maestría en Derecho Constitucional y con Especialidad en Derecho Civil, Mercantil y Familiar. Actualmente conduce “Opinión Legal”, programa de televisión de difusión legal y de opinión que se transmite todos los martes de 8 a 9 de la noche por Utv, canal 157.

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.