Opinión Legal

Opinión Legal

Lic. Oscar Díaz

Suscribete al Boletín

O todos coludos, o todos rabones

16 Marzo 2016

Por: Lic. Oscar Díaz

Resultó muy revelador en los pasados días ver como el Tribunal Electoral bajó del aire el spot de radio y televisión donde Andrés Manuel López Obrador, presidente de MORENA denostaba al Gobierno Federal y lo criticaba por haber realizado la compra del nuevo avión presidencial de un costo cercano a los siete mil quinientos millones de pesos. En dicho spot que resultaba un espacio de tiempo concedido para los fines concernientes a su partido, Andrés Manuel hacía referencia a cuestiones personales, mencionaba que “lo querían callar” y aseguraba que el avión se vendería en el año 2018, haciendo una clara referencia a una toma de decisiones oficiales al ganar hipotéticamente  la presidencia de la república para ese entonces.

El Tribunal finalmente hizo lo suyo y determinó la cancelación del spot dado que la estrategia de AMLO más que evidente era descarada, aunque con todo y eso para mi gusto también era cuidadosa y respondía a una estrategia, no era al azar. Cualquiera con dos dedos de frente fácilmente podíamos darnos cuenta al analizar el contenido del spot que la intención era aprovechar el espacio para continuar su acartonado pero efectivo discurso que lo ha mantenido a la cabeza de las preferencias electorales desde hace ya más de doce años y que seguramente lo mantendrá ahí varios años más pero, no obstante ello, como lo dije antes, AMLO había sido muy cuidadoso, y había seleccionado sus palabras en el spot de una forma que podían perfectamente interpretarse un tanto ambiguas a manera de no comprometer específicamente sus referencias, de ahí la polémica resolución del máximo organismo judicial electoral.

Por eso, aunque en su resolución el Tribunal actuó de manera contundente y decidida, e inclusive me atrevo a decir que correcta, es muy arriesgado que tal autoridad empiece a querer adivinar lo que un actor político quiso decir, ya sea AMLO o cualquier otro porque los tribunales judiciales, ya sean de justicia común o electoral, pueden interpretar las normas pero no están facultados para interpretar o adivinar lo que alguien “quiso decir” o la situación que en un doble sentido alguien quería dar a entender en un mensaje determinado, precisamente porque el doble sentido es un mensaje oculto que resulta muy obvio pero nunca literal, no es objetivo ni externo sino subjetivo y oculto. El mensaje se transmite entre líneas y como dice el dicho “el que entendió, entendió”, pero no se puede ni debe sancionar aquello que no se materializa de manera literal.

En fin para no hacer el cuento largo resulta que al final de cuentas cancelaron el spot, lo cual simplemente dio lugar a que “El Peje” y Morena tuvieran que reponerlo por otro que a su juicio cumpliera a cabalidad con los lineamientos adecuados, y más pronto que tarde ya se estaba transmitiendo un nuevo spot muy parecido, otra vez con AMLO frente a la pantalla y con otras nuevas críticas consistentes y puntuales en el mismo sentido.

De todo esto primero cabe destacar que AMLO se lleva un gran punto para su casa con la atinada decisión para su causa de retomar el tema del avión presidencial y estructurar todo un discurso que lastimó durante muchos días al gobierno federal y al propio PRI, ese era su objetivo y se cumplió. En Morena jugaron a ganar-ganar y con toda esta polémica finalmente gano otra vez Andrés, su primer spot estuvo al aire varias semanas, tuvo mucho cobertura adicional emanada de la polémica y, cuando finalmente se lo quitaron, además de darle nuevas herramientas para un discurso que le encanta explotar y que es referente a la censura en su contra, al final solamente tuvo que sustituir el anterior spot por uno diverso similar.

Para AMLO es muy fácil capitalizar todo lo malo que arrastra el gobierno de Peña, y este último junto con el PRI aún no han entendido que con cada acto en su contra lo crecen más.

Para efectos prácticos a la ciudadanía lo que le debe de importar es, por una parte, la libertad de expresión, y por otra la discusión de verdaderos temas de trascendencia cotidiana y nacional, en vez de litigios hipócritas que involucran a todos los actores de la vida política quienes por un lado acusan y por la otra hacen lo mismo, y si no me creen entonces díganme ¿qué hace Peña Nieto dándole un “espontaneo” paseo en el avión presidencial a una seguidora de raíz indígena?, o ¿qué es lo que hace Ricardo Anaya cuando de la misma forma resalta su figura en los spots conferidos al PAN?, donde no sería necesario destacar su nombre personal ni en imagen ni en audio para poder transmitir el mensaje y el contenido que pretende si es que realmente esa fuera su intención.

No estoy de acuerdo en que los actores políticos saquen ventaja y después se hagan los inocentes, pero hay muchas situaciones que son lo suficientemente disimuladas y que no se pueden evitar, el INE y Tribunal lo deberían de entender antes de empezar una cacería de brujas casuística que al final les pueda perjudicar porque, siendo francos todo el mundo relacionado con el tema ya está pensando y actuando rumbo al 2018, abierta o secretamente, aunque no sea de manera oficial.

Por eso yo digo, o todo coludos o todos rabones. Simplemente lo justo ¿no?

El autor es abogado litigante y analista político, titular de la Firma Legal DIAZ GOMEZ ABOGADOS, egresado de la UABC, con Maestría en Derecho Constitucional y con Especialidad en Derecho Civil, Mercantil y Familiar. Actualmente conduce “Opinión Legal”, programa de televisión de difusión legal, opinión, critica y debate, que se transmite todos los martes de 8 a 9 de la noche por Utv, canal 157.

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.